TENDENCIAS Y RETOS PARA EL TURISMO 2021

Laura P

7 / Abr / 2021

El turismo figura un alto porcentaje de ingresos a nivel internacional, siendo en varios países casi su única fuente de ingresos. En México el turismo representa el 8,7% del PIB nacional generando unos 4,5 millones de empleos directos. Para el Estado de Oaxaca el turismo significa cerca de 38,075 empleos entre directos e indirectos. Cabe destacar que el sector turístico encabeza la lista de sectores más afectados tras la pandemia del nuevo coronavirus, además de que su recuperación será la última en producirse.

El 2021 es un año neurálgico para el turismo. A medida que el mundo se recupera lentamente del COVID-19 y que las fronteras comienzan a abrirse de forma gradual, con la aplicación de vacunas en varios países, los pronósticos sobre el futuro de este sector clave para la economía de México y el Mundo empiezan a reactivarse.

De acuerdo con el informe elaborado CESAE Business & Tourism School “El futuro del turismo: Tendencias y retos para 2021”. En el documento señala que, tras el COVID-19, los viajeros serán aún más exigentes y ya no solo será comodidad y calidad en el servicio sino también, buscarán otros factores como la salud y el distanciamiento social. Pero a su vez querrán disfrutar todo lo posible de sus vacaciones como en el pasado, con una con- ciencia sobre el cuidado del medio ambiente, el respeto de aforos y medidas de seguridad.

Algunas claves que señalan desde CESAE Bussiness & Tourism School que determinarán el futuro del sector turístico en este 2021 encontramos:

1.- Vacunas contra el COVID-19; Sin duda lo más deseado es el fin de la pandemia, y para ello es primordial para el sector la

rapidez con la que los gobiernos dispongan y apliquen las vacunas para inmunizar a su población.

2.- Polarización del consumo turístico. La crisis sanitaria y económica ha provocado una importante pérdida de masa crítica en la clase media. Esto provocará que determinados grupos sociales queden excluidos del entusiasmo de viajar del que antes sí participaban. Si bien todo el sector de alojamiento sufrirá durante algún tiempo la crisis del covid-19, el segmento MICE (Meeting, Incentives, Conferencing y Exhibitions) será el más afectado y su recuperación será la última en producirse.

3.- Mayor productividad de las empresas. La pandemia podría dar paso a un rápido aumento de la productividad de las empresas sobrevivientes, fruto de la adopción de nuevos procesos y tecnologías. En el caso del turismo todo ello gira ligado a la digitalización.

4.- Flexibilidad en las reservas. El factor precio seguirá siendo crucial, pero adquirirán mayor importancia las condiciones de reserva respecto a facilitar cancelaciones, cambios y reembolsos, para estimular así la demanda y generar confianza. Con la situación de la pandemia actual se ha tenido que reconvertir la forma tradicional de comercializar los productos y servicios turísticos debido a la incertidumbre.

5.- Auge del turismo de lujo. Las marcas Premium van a ir por delante en la recuperación, así como, todo lo relativo al segmento de lujo. Los clientes van a mostrarse dispuestos a pagar más por servicios privados, productos exclusivos y ventajas que reduzcan el contacto con otros huéspedes o pasajeros.

6.- Predominio de los viajes domésticos y de naturaleza. Las “staycation” que antes eran tendencia alternativa, será de consumo durante un largo tiempo. Por tanto, gozarán de mayor protagonismo los destinos no masificados que las grandes urbes, así como el turismo rural y de naturaleza.

Esto nos muestra la gran resiliencia del sector para convertir la crisis en oportunidad, donde ha sido necesario repensar estrategias que contribuyan con la reactivación gradual a partir de estrictos protocolos de seguridad. México seguirá apostando por el turismo doméstico, lo que mantendrá vigente la ocupación en sus diferentes destinos turísticos.