3 claves de estilo cuando eres mamá y empresaria

Brenda Medina

2 / May / 2019

Ser mamá y emprender, parece una ecuación complicada, pero no imposible. En este mes celebramos la labor de mujeres que han decidido ser mamás y sabemos que también muchas de ellas han decidido desarrollarse profesionalmente, si te encuentras en el ante el reto de equilibrar el tiempo para cada uno de tus los roles, te invito a que no pierdas la motivación y sobre todo que no te sientas sola, la mejor forma de recorrer el camino y no morir en el intento es saberte apoyada.

En este artículo quiero motivarte a continuar con el gran desafío de educar y liderar sin dejar de lado tu propia persona, ya que trabajar en tu imagen personal será una influencia positiva para ti y para tus proyectos de negocio. Recuerda que en nuestra imagen y nuestra actitud son herramientas poderosas para diferenciar tu Marca Personal. Cuando llegamos a un sitio por primera vez, todo lo que se ve de nosotros comunica: nuestro cuerpo, nuestra manera de vestir, la risa, el tono de voz, nuestros gestos… Cinco minutos pueden ser suficientes para captar el estilo de una persona. Estas impresiones pueden sonar como algo muy superficial. Siempre que hablamos de estilo parece que nos estamos refiriendo a la envoltura, a lo superfluo, a algo fácilmente accesible. Sin embargo, el origen del estilo está dentro, allí donde se definen nuestros valores y reside la personalidad.
Así que dicho esto te compartiré 3 claves para darle brillo a tu Estilo Personal entre actividades de tu negocio y tiempo con tu familia.

BUENA ACTITUD
Existen múltiples herramientas que nos ayudan a construir una buena imagen personal. Soy de las que piensa que la voluntad y la buena actitud son poderosísimos instrumentos con los que contamos para superarnos cada día. Sé que parece trillado o quizá justo se los recordamos a nuestros hijos y pocas veces lo ponemos en práctica pero hay palabras que tienen efectos mágicos: «Hola», «Adiós», «Por favor» «Disculpa», la cordialidad es una virtud que nos permite entablar y mantener buenas relaciones con los demás.

SEGURIDAD
Una de las cualidades que más quieren transmitir mis clientes es seguridad y me piden asesoramiento sobre esta cuestión. Los signos de inseguridad más frecuentes en general, estamos hablando de una postura corporal descendente, no se mira a los ojos y nuestra comunicación verbal no es clara. Sí deseas potenciar visualmente la seguridad puedes optar por prendas que aporten anchura en los hombros, también podemos jugar con los colores, prendas con colores más luminosos en la parte superior en contraste con la parte inferior, los colores fríos transmiten formalidad y seguridad puedes optar por utilizar: azules, grises, gama de violetas, negro o blanco puros.

AUTENTICIDAD
Las buenas personas siempre se rodean de buenas personas. Además, no necesitan perseguir a nadie, porque poseen una especie de imán que atrae a los demás. En cuanto a su estilo, no tienen que hacer grandes esfuerzos por comunicar algo que no son. Dejar que su imagen personal refleje su personalidad o la potencie es suficiente para marcar la diferencia. Me viene a la cabeza Audrey Hepburn, como ejemplo de un estilo verdaderamente atrayente y belleza natural. Ella no necesitó medir 1.80 ni hacer grandes esfuerzos para convertirse en un icono imitado por todas. Su personalidad y su estilo no eran más que un reflejo, y de ahí su autenticidad. Durante los últimos años de su vida, Audrey Hepburn pasó largas temporadas en África como embajadora de buena voluntad de Unicef y llevando a la práctica su labor solidaria. Así que en serio no tengamos miedo a ser nosotras mismas.

Te animo a que este mes sigamos trabajando en nuestro estilo personal y en nuestra imagen personal, empezar por nosotras mismas es una excelente forma de ser cada día un poco mejores. Haz que tu estilo deje una huella de las que marcan de verdad.