Gusano de Seda, herencia milenaria que recibirá Denominación de Origen

Juan Pablo Guzman Cobian

20 / Oct / 2020

 

Originario de Oaxaca, el gusano de seda ha dado a los Pueblos de la Sierra Norte un gran regalo: la posibilidad de aprovechar su seda para tejer bellísimos textiles e indumentaria, logrando un reconocimiento mundial no solo a esta región, sino al estado entero.

San Pedro Cajonos, se localiza a dos horas y media de la capital oaxaqueña, entrando por Tlacolula, Diaz Ordaz y Cuajimoloyas, hasta llegar a Cajonos.  Ahí, respetando la montaña y sin talar un solo árbol, se erige el proyecto arquitectónico que da vida al Santuario del Gusano de Seda.

Este espacio, será de gran impacto económico para la región, al brindar instalaciones adecuado a más de 400 familias dedicadas a la sericicultura. Esos pequeños insectos, requieren cuidado y alimentación especial. En las cinco etapas de crianza, únicamente comerán hojas tiernas de morera que son traídas de los campos dedicados exclusivamente a sembrar árbol de mora.

Pero, ¿cómo logró San Pedro Cajonos ser tan reconocido y famoso por la sericicultura?

El gusano de seda llegó a Oaxaca posiblemente en La Conquista de los Españoles, y comenzó a reproducirse rápidamente. Las abuelas lo cuidaron, extrajeron la seda y aprendieron a hilarla. Muchísimos años después hubo una plaga en la comunidad y fue necesario fumigar, todos los gusanos murieron y estuvo en riesgo de perderse la historia ancestral dedicada a la crianza y cuidado del gusano de seda.

Afortunadamente, algunas abuelas y bisabuelas, rescataron huevecillos en papel periódico, con la esperanza de que hicieran eclosión en la siguiente temporada, por que eso significaría, que se habían salvado.

Actualmente, las familias de artesanos, no poseen la suficiente cantidad de gusanos de seda para producir textiles, por ello se ven en la necesidad de comprarlos a San Luis Potosí, un estado que produce cantidades importante este insecto por tener la maquinaria e instalaciones adecuadas.

A pesar de que Oaxaca tiene materia prima de excelente calidad, los procesos productivos requieren equipo especializado para convertirlo en una verdadera industria que genere empleo y desarrollo en la región, por ello, y gracias a la iniciativa de la Sra. Ivette Morán de Murat, se invirtieron 19 millones de pesos para la construcción y equipamiento del Santuario del Gusano de Seda, el cual reúne las condiciones adecuadas para la sericicultura.

De esta manera, se ahorrarán el recurso que representa adquirir gusano de seda a San Luis Potosí, se tendrán a la mano y se dará un gran impacto económico a la zona al consolidarse como un atractivo turístico.

Es grato anunciar también que con el Director Adjunto del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), se establecen los lineamientos para iniciar los procesos para la protección del gusano de seda y el otorgamiento de la Denominación de Origen, toda vez que esta especie es única y nativa de Oaxaca.