Retos del emprendimiento

Rodrigo Arnaud

9 / Oct / 2018

Nadie puede negar la importancia de aquellas ideas emprendedoras que, con trabajo y dedicación, se convierten en micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMES), las cuales generan el 75% de los empleos y el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país.

Estos emprendimientos son la fuente de ingresos para familias en todos los rincones de México y además generan crecimiento económico para el país. Considero que hoy es más fácil emprender en Oaxaca que hace cinco años, porque contamos con un ecosistema emprendedor completo, cuyos integrantes interactúan entre sí para brindar el soporte que los emprendedores requieren para iniciar una empresa. Este ecosistema se conforma por incubadoras de negocios que cuentan con asesores y consultores especializados, un sistema financiero, espacios de trabajo colaborativo, la academia que fomenta la cultura emprendedora y forma el capital humano que se integra a las empresas, así como un Instituto Oaxaqueño del Emprendedor y de la Competitividad (IODEMC) que mediante políticas públicas impulsa y apoya a los emprendedores, por mencionar algunos de sus integrantes.

Sin embargo, enfrentamos una realidad que no podemos dejar de lado, en Oaxaca la esperanza de vida de un negocio al nacer es de tan sólo 6.6 años. Si damos seguimiento a 100 empresas que el día de hoy abren sus puertas, la estadística nos dice que al finalizar el primer año 40 habrán cerrado, al quinto año 72 ya no existirán, 20 de las 100 que empezaron llegarán a los diez años de vida y sólo 12 empresas se consolidarán a largo plazo2. Son muchas las causas por las que un emprendimiento muere prematuramente, pero las tres más importantes de atender son: difícil acceso a financiamiento, falta de mercado y escasa innovación.

El principal obstáculo para acceder al financiamiento es la falta de un colateral, es decir, una garantía en caso de incumplimiento de pago (lo más común es una propiedad). Ante este problema existen programas de crédito en los cuales entidades de Gobierno Federal y Estatal invierten en fondos que fungen como garantías para respaldar al emprendedor, evitando así que la falta de colateral sea el impedimento. Debo agregar que el emprendimiento deberá probar ser viable y rentable, de tal forma que, aunque con algunas posibles dificultades, pero con el correcto asesoramiento, tendrá grandes posibilidades de conseguir financiamiento.

Posibles causas de la falta de mercado:

  • No existe la suficiente cantidad de clientes para que el bien o servicio que el emprendedor ofrece sea rentable (genere un flujo de ingresos mayor al de egresos en un horizonte de tiempo), este problema se evita si se hace un proceso de validación de la idea de negocio antes de iniciar formalmente.
  • Los clientes no se encuentran en el sitio que se pensaba y se requiera reubicar la empresa, para ello se pueden emplear herramientas digitales que permiten identificar previamente el mejor sitio para establecer un negocio según sus características; pero ¿qué pasa si los clientes están incluso en otro estado o país?, de igual forma las herramientas digitales nos ayudan a reducir las barreras geográficas.
  • El canal que se emplea para la venta no es el adecuado, para lo cual habrá que explorar, por ejemplo, nuevas formas de venta como el comercio electrónico.
  • El mercado está mal enfocado, es decir, el mercado al que quieres llegar no es el adecuado en función de características como la edad, perfil socioeconómico, entre otras, cuya solución es realizar un estudio de mercado que identifique el correcto perfil del cliente.

Sin duda el elemento más difícil en todo emprendimiento es la innovación, de ella depende en gran medida el éxito, la escalabilidad y permanencia en el mercado del negocio. Innovar tiene dos vertientes: generar un producto completamente nuevo, que no se había visto antes, o tomar un producto existente al cual se le hacen mejoras. Ahora bien, no toda idea innovadora tiene mercado, “debe haber una visión clara de las necesidades del cliente, hábitos, creencias, prácticas, etc.”3, para que la innovación tenga valor.

Emprender nunca será el camino fácil, al contrario, se debe tener tolerancia al fracaso y la frustración, capacidad para sobrellevar todos los obstáculos que habrá en el camino, pero sobre todo superar los retos y evitar los errores que otros ya han cometido. Para cada reto que he mencionado, existe una solución, mi consejo es vincularse con el ecosistema emprendedor, en él encontrarán los aliados necesarios para superar cada uno.