Vence tus miedos y alcanza tus objetivos

El miedo puede ser real o imaginario, pero en cualquier caso su finalidad es protegernos y sabiéndolo emplear, es, también, una herramienta que podemos utilizar para prepararnos y conseguir resultados.

Tener miedo es algo natural, ya que es una de las emociones básicas y constituye un mecanismo de supervivencia ante situaciones en las que estamos en peligro real y requerimos responder con eficacia y rapidez. Este tipo de miedo es beneficioso para el ser humano como especie, nos ha ayudado a sobrevivir.

Sin embargo, existe otro tipo de miedo que no es real, que nuestra vida o nuestra integridad no está siendo amenazada, sin embargo, lo experimentamos con la misma intensidad como si estuviera sucediendo y aunque solo vive en nuestra mente, en nuestro cuerpo lo vivimos con las mismas respuestas fisiológicas de un suceso verídico, experimentando un incremento en la producción de adrenalina, incremento de la frecuencia cardiaca, se bombea más sangre a los músculos, se dilatan los bronquios y se intensifica la respiración, se produce mayor cantidad de cortisol y la amígdala se activa, tomando decisiones antes supuesto peligro o situaciones que no están ocurriendo, incluso para cosas que pueden ser tan irreales como el miedo a no ser buen padre cuando, ni siquiera se tienen hijos. 

Uno de los miedos que mis clientes me expresan frecuentemente, es el miedo a no ser capaz de lograr sus objetivos y vislumbran todo tipo de situaciones hipotéticas de posibles fallos que pudieran ocurrir, imaginando escenas donde casi todo sale mal, tomando como base situaciones del pasado que no les funcionaron, enfocándose solo en ver escenarios catastróficos que cada vez que los van pensando, van incrementando en su mente la probabilidad subjetiva de que estos sucedan y esto nada tiene que ver con la realidad.

Probablemente ahora, te estés preguntando, Cómo podemos disminuir el miedo que sentimos y evitar que nos frene, asesinando nuestros sueños y anhelos.

  • El primer paso es tomar consciencia de que ese miedo es autocreado, no es real, solo viven en nuestra cabeza, es una elección que está haciendo nuestra mente inconsciente y que podemos tomar acciones para contrarrestar los posibles escenarios terribles que imaginamos.
  • No tener claridad en lo que se desea alcanzar, genera miedo, así que regálale a tu mente la claridad de lo que deseas lograr, ponle un número, una fecha, una lista de acciones, anticípate a posibles imprevistos y genera formas para contrarrestarlos.
  • Si el reto que observas es ambicioso, no lo abandones, divídelo en partes.
  • Aprende y desarrolla nuevas habilidades que te sean de utilidad para el reto que enfrentas y ponlas en práctica. La teoría es buena, pero no es suficiente. Recuerda que nadie aprende a escalar montañas, desde la comodidad del sofá de su casa.

Miguel Ángel Chanona Carmona
Coach de programación neurolingüística, Design Thinking e hipnosis

Añadir Comentario