Apalancamiento financiero, una opción de endeudamiento inteligente

Juan Pablo Guzman Cobian

4 / Ene / 2021

¿Endeudarme una buena opción?, la respuesta es sí, siempre y cuando el sector financiero presente las condiciones adecuadas para que esta importante y difícil decisión no represente un grave riesgo para una empresa, micronegocio o para la adquisición de bienes muebles.

En plena crisis mundial por la pandemia del Covid 19, esta decisión resulta aún más adecuada a través de un correcto apalancamiento financiero, el cual se traduce en la capacidad que tiene la empresa o ente para generar utilidades que optimicen el aprovechamiento de sus activos fijos y el financiamiento recibido para obtener beneficios.

El apalancamiento financiero es la relación de capital propio y el de terceros que componen un monto total utilizado en una inversión u otra operación, ya sea de un individuo o una empresa.

Como fuente de recursos de terceros se puede utilizar los siguientes: deuda bancaria, obligaciones financieras o bien mediante “margin capital”, es decir cuando se tienen bonos y acciones para uso de un crédito automático.

La condición necesaria para que se produzca el apalancamiento financiero es que la rentabilidad sea mayor que la tasa de interés de las deudas. Apenas el 17 de diciembre la Junta de Gobierno del Banco de México dejó sin cambio la tasa de fondeo interbancario en 4.25%, además especialistas en la materia consideran que este comportamiento que se tiene desde hace tres meses se mantendrá el primer trimestre del 2021.

El apalancamiento utilizando deuda y préstamos viene a acrecentar el capital de trabajo operativo de la empresa, ya que es para financiar la expansión de sus operaciones.  A inicios de este 2020 el banco de inversión Credit Suisse preveía que los títulos de grado de inversión serían muy bajos en términos absolutos.

Endeudarse, financiarse, apalancarse, hoy es una herramienta muy interesante, con destacadas ventajas.

1.- Reduce el riesgo de una inversión.

2.- Nos abre la puerta a determinados inversiones, mercados.

3.- Aumenta la TIR de la operación, la rentabilidad financiera de nuestros fondos propios se dispara, como fruto del apalancamiento financiero.

4.- Es una opción inteligente desde una estrategia financiero-fiscal.

Solicitar un crédito en época de crisis o contingencia puede servir como una oportunidad para emprender, crecer o reforzar tu negocio, con miras a que sea sostenible a mediano y largo plazo.

Conocer sobre las herramientas financieras que están a tu alcance te ayudará a tomar mejores decisiones en tus finanzas personales y empresariales; recuerda, en estos momentos el apalancamiento financiero es especial debido al comportamiento de la tasa de fondeo interbancario, antes de realizar cualquier movimiento identifica bien la situación económica en la que te encuentras, analiza, compara y evalúa posibles riesgos.