¿Comportamientos tóxicos en mi trabajo?

Karina Vargas Basauri

6 / Ago / 2019

Un comportamiento tóxico es aquél que afecta el trabajo o ambiente laboral.  Aunque es una definición general, podemos darnos una idea de los comportamiento tóxicos dentro de tu empresa contestando las siguientes preguntas:

1.¿Alguno de mis colaboradores continuamente llega tarde?

2.¿Mis colaboradores se molestan cuando les toca tomar un curso de capacitación?

3.¿Algunos colaboradores continuamente se quejan?

4.¿Cuando quieres implementar algún cambio algunos colaboradores lo rechazan?

Si has contestado que sí a más de 3 preguntas, en tu empresa existen comportamientos y personas tóxicas.

¿Y qué impacto tienen las personas tóxicas en mi empresa?

Aparentemente es cosa de todos los días, nos acostumbramos incluso a lidiar con este tipo de personas, sin embargo económicamente genera una pérdida, consumen energía, tiempo y dinero.

Las personas que tienen comportamientos tóxicos, contaminan el ambiente, dificultan la ejecución de tareas, duplican muchas veces las funciones y hacen que el número de errores y quejas aumente. 

Por estas razones conviene desarrollar como empresa una metodología que nos permita disminuir los estragos de las personas y comportamientos tóxicos.

Aquí te comparto:

  • Identifica las razones del comportamiento tóxico: conocer el origen es definitivo para decidir el tratamiento que le darás a la situación, tendrás que definir si los motivos se originan en el trabajo, por cuestiones como sobrecarga, proyectos difíciles etc.; o bien por cuestiones personales. El estrés genera comportamientos tóxicos esporádicamente, en los periodos en los que se mantiene la tensión, y hay personas que constantemente manifiestan su toxicidad, sin importar el día, la hora, o la estación del año.
  • Con los motivos identificados, te sugiero que realices una reunión de retroalimentación, en donde tendrás la oportunidad de sentarte frente a frente y platicar con tu colaborador acerca de las conductas que están generando estragos a la empresa y colaboradores, así como de las consecuencias de estas conductos. Siempre en un ambiente de cordialidad y positivo, buscando comprender y ayudar a tu colaborador. No es un ataque, es un ¿Cómo te ayudo y cómo lo solucionamos?

  • El tercer paso es: establecer la ruta de acción de la solución, es decir, una vez comprendidos los motivos y al colaborador, específicamente qué y cómo modificará su comportamiento, por supuesto que el cambio será hacia una actitud positiva y benéfica para él y para el entorno.

  • Hazlo por escrito: escribe los acuerdos tomados y firmen ambas partes como compromiso.

  • Dale seguimiento constante: este tipo de acuerdos necesitan una supervisión, así que pon fechas específicas para darle seguimiento. Recuerda que una vez establecidos los acuerdos, tu colaborador estará esperando una retroalimentación.

    Las empresas hoy en día están “obligadas” a generar ambientes de trabajo en donde cada persona que forma parte de ellas, encuentre un espacio de crecimiento y bienestar,  no solamente se cubren las necesidades básicas, sino que contribuyen al por qué de cada colaborador.

    Si quieres tener colaboradores más positivos, productivos y comprometidos, genera ambientes sanos y de crecimiento, con gusto te puedo ayudar a diseñar las estrategias adecuadas.