El Marketing no es opcional

Uno de los principales motivos por los cuales las empresas fracasan de forma prematura es la falta de estructura; falta de estructura administrativa, operativa, financiera e incluso fiscal, pero casi nunca se toma en cuenta la falta de estructura en marketing. Tengo más de 10 años como consultor en marketing, y es muy común ver cómo (desde la perspectiva del empresario o emprendedor) se invierte muy poco a temas que tengan que ver con esta materia. Parecería que no se toma en cuenta, se menosprecia, se olvida, y en el mayor de los casos, se ignora.

Probablemente si vemos al marketing desde un enfoque meramente publicitario entonces podría entender por qué la visión es corta, pero si vemos el marketing desde lo que  realmente significa, entonces no tiene ningún sentido, ya que el marketing es muy completo y aporta a las empresas ese motor creativo, innovador, diferenciado y estratégico que muchas podrían aprovechar.

¿QUÉ ES EL MARKETING?

Según la AMA (Asociación Americana de Marketing por sus siglas en Inglés), dice: “El marketing es la actividad, el conjunto de instituciones y los procesos para crear, comunicar, entregar e intercambiar productos o servicios que tienen valor para los consumidores, clientes, socios y la sociedad en general”.

Cuando hablamos de marketing podemos hablar de desarrollo de producto, innovación, servicio al cliente, propiedad intelectual, diseño, publicidad, comunicación, cultura organizacional, estrategia, precio, canales de distribución, y bueno de muchas otras cosas, porque como dice Regis McKenna (Gurú de marketing en Silicon Valley) en su artículo para el Harvard Business Review; “El Marketing lo es todo”.

¿QUÉ TANTO PUEDE AYUDARME EL MARKETING?

Si nos remontamos a modelos clásicos en la industria como el “Marketing Mix” de  12 elementos (Diseño de producto, Precio, Marca, Canales de distribución, Personal de ventas, Publicidad, Promoción, Packaging, Exhibición, Servicio, Distribución e investigación) creado por Neil Borden en los años 50’s, hasta su simplificación a 4 elementos (Precio, Plaza, Producto y Promoción) creado por McCarthy en los 60’s y que Phillip Kotler popularizó, podemos darnos cuenta de que el marketing puede hacer mucho más por nuestra empresa de lo que en ocasiones se piensa, y que esta visión es más vieja de lo que hubiéramos imaginado.

Sí, estamos hablando de que desde hace más de 50 años estos modelos existen, y hay que ser claros, han evolucionado para adaptarse a las necesidades que actualmente el mundo requiere, se les han agregado elementos y se han convertido en modelos más robustos que nos ayudan a tener más claro cómo puede esta materia ayudarnos y sobre todo estar en armonía con el mundo y quienes lo habitamos.

«Cuando ponemos al cliente como protagonista, todo el contexto y las estrategias cambian”

El marketing actualmente está orientado al cliente, por eso cuando lo ponemos como prioridad todo el enfoque cambia y entonces es ahí donde el marketing toma todo su poder. Pongamos el ejemplo de un restaurante, si todo se enfoca en que queremos vender muchos platillos, probablemente las estrategias estén enfocadas en satisfacer ese deseo del emprendedor sin importar que al cliente le guste o no la comida del lugar, sólo son VENTAS. Pero si vemos la estrategia de este restaurante desde la experiencia que el cliente puede tener en el restaurante, entonces se empiezan a cuidar lo detalles y nos empezamos a cuestionar; ¿la fachada de mi restaurante invita a entrar?, ¿el menú es claro?, ¿los tiempos para servir un platillo son los adecuados?, ¿los precios son competitivos?, ¿el baño es agradable?, etc.

Cuando ponemos al cliente como protagonista todo el contexto cambia, y entonces vemos a “las ventas” como una consecuencia, NO como una prioridad, y entonces es donde los primeros pensamientos de innovación, por mínimos que sean, empiezan a gestarse y darle forma a un servicio de restaurante diferente, superior, más rápido, más rico.

Y así en cada industria podemos aplicar esta materia, cuando vayas a invertir o si ya tienes una empresa, piensa que aplicar marketing no es una opción, adoptarla es tan importante como contratar un contador, administrador, arquitecto o cualquier otra cosa importante para tu negocio, es parte de tu inversión.

#bebrainstormer que invierte en marketing.

Añadir Comentario