Empodera tu lenguaje corporal.

Brenda Medina

30 / Nov / 2019

¿Sabías que, el cuerpo puede decirnos más cosas que las palabras?. Claro, porque no solo la boca es la que emite los mensajes que queremos expresar, sino también nuestros gestos, nuestra postura y hasta nuestros movimientos tienen la capacidad de trasmitir información. De acuerdo con el profesor Albert Mehrabian, el 55 % del mensaje que mandas viene de tu lenguaje corporal. Nuestra imagen no es solo lo que se ve, si no también aquello que se percibe. Más allá de la envoltura, existen una serie de matices que potencian vernos más poderosos, seguros y optimistas de manera inmediata.

Preste atención a esta serie de recursos que le ayudarán a empoderarse.

1. Contacto visual, es sinónimo de interés. Es el primer paso para conectar con alguien, cuando miras a alguien a los ojos demostramos que estamos presentes, atentos y que nos importa ese momento. Es una señal de respeto, autoconfianza y transparencia.

2. Poses de poder. Se trata de tomar una postura de confianza, incluso si no se sientes tan seguro de si mismo. La psicóloga social Amy Cuddy autora de El poder de la presencia, que lleva años investigando acerca de la relación entre la postura del cuerpo y el poder personal, en su estudio demostraba que pararse o sentarse de cierta manera (aunque sea por dos minutos) incrementa los niveles de testosterona y reduce la hormona cortisol, considerada como la del estrés.

Le doy un par de ejemplos:

a. Para cerrar un trato: Ponga sus manos sobre la mesa e inclínese hacia adelante. Cuando se encuentre en la última parte de su presentación y preparándose para dar una oferta, haz esta pose. Inclinarse hacia adelante mientras esté parado, demuestra que estás en una posición de dominio.

b. Para negociar: Apriete ligeramente sus párpados inferiores. Peter Hurley es un fotógrafo de moda en EEUU, quien dice: «La confianza viene de los ojos» y nos explica que este gesto le hace lucir «interesante y seguro de si mismo».

3. Sonríe para negociar. En una negociación, es muy probable que tratemos de construir relaciones a largo plazo. Y las relaciones que deben construirse sobre una base amistosa y sincera. Sonreír y mostrar una actitud natural y transparente es fundamental para que el acuerdo tenga éxito.

4. Si su tono de voz sube o baja, pueden estar más interesados. Aunque no lo creas, tu tono de voz demuestra tu interés.

5. Las palmas abiertas son una señal de honestidad. ¿Alguna vez te has dado cuenta que en una corte, la gente debe poner una mano sobre un texto religioso y levantar la otra con la palma hacia la persona a la que le hablan?. Eso es porque una palma abierta se asocia con honestidad, lealtad y sumisión.

Contar con una imagen personal que potencia tanto lo que se ve como lo que no se ve, es un activo realmente valioso que puede ayudarnos a conquistar todas nuestras metas.