Hoy te compran a ti; mañana le comprarán a otro

Alejandro Iniguez

2 / May / 2019

«Las PyMEs siguen sin entender cómo sacarle provecho a las redes sociales bajo una perspectiva de negocio».

No te conozco. No sé qué negocio tienes. Lo que sí sé es que muy pronto perderás a un cliente. Próximamente esa persona que encontraba una solución o un beneficio en tu propuesta de valor, simplemente se irá con “una chica más linda y joven” (con otra marca, para ser más exacto). Esto ocurrirá porque no has cuidado a tu cliente lo suficiente como para mantener una relación que suponga un valor insustituible.

Sé que mi atrevimiento es arriesgado al mencionar lo anterior, pero hoy en día esto le sucede incluso a compañías como Amazon, Facebook o Apple. Aunque lo importante no es ahondar en el problema, sino en la solución (si es que existe una).

Cualquier tipo de relación (amistad, pareja, trabajo, negocios, etcétera.) es producto de una serie de acciones valiosas sostenidas en el tiempo. El principal reto se presenta cuando se tienen muchos amigos, clientes, familiares o socios a los cuales atender. Entonces mantener esas relaciones se convierte en un dolor de cabeza porque claramente tu día solo tiene 24 horas y hasta el día de hoy no puedes clonarte para estar en distintos lugares a la vez.
¿Y si existiera una manera de lograrlo?, ¡Sorpresa! Existe hace muchos años y se llama: redes sociales. Es decir, no podrás duplicarte para hacer presencia en dos o más sitios al mismo tiempo, sin embargo, en ellas podemos realizar un único esfuerzo y llegar a miles, cientos de miles y hasta millones de personas… incluidos nuestros clientes actuales y potenciales. Comienzas a entender hacia dónde vamos, ¿cierto?.

Te propongo que comiences a pensar en las redes sociales como una herramienta para socializar y fidelizar a tus clientes. Al igual que todos los días procuras y cuidas a tu pareja a través de mensajes, llamadas e interacciones, puedes hacerlo con las personas interesadas en aquello que ofreces.
Sabemos que esto no es nada nuevo, el problema es que aún las PyMEs siguen sin entender cómo sacarle provecho a las redes sociales bajo una perspectiva de negocio.
Haz de las conversaciones un medio para conectar en los entornos digitales y repetirle a tus clientes: me interesas, te escucho, aquí estoy y voy a hacer lo que esté en mis manos para proporcionarte la solución que buscas.

El santo grial, el punto clave, el toque de midas (o como gustes llamarle) reside en comprender que los perfiles de empresa en los medios sociales, deben producir contenido útil, valioso y relevante vinculado a la marca, con el propósito de resolver un problema o necesidad de las personas.

La publicidad es sobre tu marca; el contenido es sobre las personas.

Como ya dijimos, una relación productiva se crea y se mantiene con una serie de esfuerzos valiosos. Hoy esos esfuerzos se llaman “contenido” y tus clientes están esperando a que tomes acción; de lo contrario, prepárate para descuidarlos, hartarlos con publicidad que no les interesa y finalmente, perderlos.