LA SONRISA: efectos positivos en el trabajo

Karina Vargas Basauri

2 / May / 2019

Carolina Jiménez (omito su nombre real) es una amiga que veo de vez en cuando y lo primero que veo cada vez que coincidimos, es su amplia y franca sonrisa, inmediatamente me invita a confiar, a querer conversar y compartir nuestras historias.
Existen diferentes datos sobre el número de veces que sonríe un adulto, hay quienes afirman que 20 veces, otros que 17 y otros defienden que no se cuenta con la información real, pues depende de muchas circunstancias.
Lo que sé es que una sonrisa cambia el panorama, sé que cuando coincido con una persona que sonríe con frecuencia es más fácil hacer acuerdos, disfrutar el camino, crear o simplemente estar.
Así que me he puesto a observar en algunas empresas con las que colaboro y me he dado cuenta de lo siguiente:

1 Si las cabezas sonríen, los demás sonríen
con mayor facilidad y viceversa.

2 Cuando hay más sonrisas el trabajo se conduce
con mayor facilidad y ligereza.

3 El ambiente en general se torna positivo
y facilita la resolución de conflictos.

4 Disminuyen los conflictos personales.

5 Hay mayor creatividad.

Científicamente se ha comprobado que sonreír
tiene múltiples beneficios aquí te comparto
algunos de ellos:

Beneficios emocionales:
previene el estrés, la depresión y la ansiedad.
Beneficios físicos:
fortalece el sistema inmune, alivia el dolor, combate el estrés y la tensión muscular.
Beneficios mentales:
permite mayor claridad mental, creatividad y mejora las habilidades de resolución de conflictos.
Beneficios sociales:
permite una mayor conexión emocional y la creación de vínculos entre las personas.

Un estudio de Harvard señala que cuando una persona sonríe y está contenta, las personas a su alrededor tienen 25% más de probabilidades de sentirse contentos también. Es decir que la sonrisa se contagia, la alegría se contagia…
¿Cómo podemos generar ambientes de trabajo que promuevan la sonrisa?. Te dejo 5 recomendaciones, toma nota:

1 Piensa en cosas que disfrutas, así en
medio de la mañana, nada más porque sí.

2 Sonríe a cada persona que
te encuentres de frente.

3 Identifica a las personas con las que
sonríes más fácilmente y búscalas.

4 Sonríe frente al espejo cada vez que tengas oportunidad, practica tu sonrisa.

5 Pon música que te suba el ánimo, haz algo que te guste y especialmente encuentra todos los días algo y alguien a quien agradecer.

Para ponerlo fácilmente…si sonríes, te sientes bien. Si los demás de te ven sonreír, sonríen también y cuando sonríen se sienten bien. Así que te invito a sonreír con todo y las circunstancias y aprovechar la sonrisa para tener mejores ambientes de trabajo, mejores colaboradores, mejores empresas.