Los 4 pilares de un emprendedor magistral

Las personas emprendedoras son aquellas que autogestionan sus habilidades y competencias para erradicar el dolor que existe en la sociedad, dicho de otro modo, son ciudadanos que hacen uso de su poder personal para resolver problemas que afectan las diferentes expresiones de la vida, y lo hacen con una gran maestría. La palabra “maestría” es un elemento clave que lo conceptualizaré como la gestión de un proceso de conocimiento que permite reprogramar el inconsciente de una persona y alcanzar su máximo potencial. Para desarrollar maestría en un emprendimiento existen 4 pilares o etapas progresivas que explicaré a continuación:

1 inconscientemente incompetente Una persona que se ubica en este primer peldaño en la escalera del conocimiento vive en la ignorancia feliz, existe una fuerte motivación y entusiasmo por hacer algo y obtener una recompensa. En esta primera etapa se experimenta una ligera o intensa sensación de frustración, que proviene de fallar donde se buscaba el acierto. En esta fase la mayoría de los emprendedores claudican y toman determinaciones negativas sobre lo que creen que son: “No sirvo para este negocio”. Se falla por que se emprende (inconscientemente) desde la arrogancia y la torpeza, desde la falta de método y ausencia de técnica. El dolor que se experimenta en esta fase puede hacer que la persona se retraiga o avance al siguiente pilar.

2 conscientemente incompetente En esta etapa el emprendedor ya es consciente de sus debilidades y defectos, está abierto a la retroalimentación, sin embargo, aún existe dolor a los descubrimientos que en algunos casos no son convenientes a las expectativas del emprendedor, si supera ese dolor su dialogo interno se vuelve más realista frente al error: “No soy bueno en esto o en lo otro, todavía”. Esta revelación los puede llevar a buscar un mentor o mentora. El emprendedor sigue teniendo fracasos y éxitos de vez en cuando, es capaz de ver a los errores como insumos de la inteligencia, pues aprende de ellos. Surgen expresiones como “Ya casi lo logro” que representa el resurgimiento del entusiasmo en medio de fracasos momentáneos.

3 Conscientemente competente Este pilar es un estadio de gran satisfacción, el emprendedor dice: “Mira todo lo que he aprendido”, ya sabe cómo hacer las cosas, se compromete con la práctica, tiene más confianza y tiene más claro su objetivo. Comienza una profunda reflexión sobre sus actitudes, hábitos y valores que forman la triada cuyo núcleo pulsante es el propósito que le da fuerza y dirección.

4 Inconscientemente competente En este pilar el emprendedor ya asimiló la experiencia obtenida en las etapas anteriores, realiza actividades operativas y funciones estratégicas muy bien. Es capaz de ofrecer una respuesta automática a la presión, su reacción es instintiva, las personas ven al emprendedor como si tuviera un don. Esta etapa es un disparador para utilizar las habilidades que ya se han desarrollado, en campos aparentemente no relacionados.

Por ejemplo, si una persona desea aprender a manejar una bicicleta, al inicio tendrá un gran entusiasmo, se verá su gran inocencia frente los riesgos que implica, mientras practica se puede caer, y cuando por fin sucede y aparece el dolor, es ahí donde toma la primera y gran decisión al respecto, “abandono este objetivo o continuo a pesar el riesgo”, si opta por esta última la persona puede buscar ayuda y tomar más precauciones, pero se seguirá cayendo mientras aprende, sabe que eso es el precio a pagar por lo que quiere. Gracias a la práctica, la repetición y la imitación la persona va perfeccionando su estilo, hasta que la bicicleta se integra a su subconsciente. La persona ahora ya tiene una confianza poderosa y la capacidad de manejar una bicicleta en rutas cada vez más demandantes. Su experiencia le podrá ayudar a acelerar el aprendizaje de manejar un vehículo de mayores dimensiones. Esto es una analogía de la trayectoria de un emprendedor magistral, recordemos que muchas veces no hay camino, se hace camino de tanto transitar por él.

Nydia Delhi Mata Sánchez
Rectora de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca

Añadir Comentario