¿Los emprendedores investigan su mercado, antes de emprender?

Martin Diez

11 / Mar / 2019

Muchos emprendimientos en América Latina nacen como un gran sueño, una buena idea, eso es excelente, muchas de las actuales empresas consolidadas nacieron así, sin embargo, el problema es cuantas empresas que nacieron así, murieron en el camino, se estima que solo el 11% de las empresas que existen en el mercado llegaron a cumplir 20 años, 6 de cada 10 sobreviven al primer año según INEGI (1) y en la ciudad de México solo 3 de cada 10 emprendimientos sobreviven este periodo.

Para los emprendedores, las razones del alto índice de fracaso son fuerzas externas a las empresas, que actúan en el entorno económico, social y político, una salida fácil, pero las empresas que tienen éxito se desarrollan en ese mismo entorno ¿o no?

Con más de 25 años de experiencia en Investigación de mercados y 20 años de haber fundado Mercadiez, una agencia de Inteligencia de mercados “full service”, que atiende a pequeñas empresas dentro de su cartera, yo les puedo asegurar que un alto porcentaje del éxito de empresas con más de cinco años en el mercado se debe al hecho de haber iniciado el emprendimiento con un Estudio de mercado.

Ejemplos de emprendedores que se han acercado a nuestra empresa solicitando un estudio para valorar su sueño o idea y consolidan un concepto, como Mister Tennis (ropa deportiva) que nació en la cajuela de un automóvil y hoy existen más de 150 puntos de venta en tres formatos diferente. Otro caso es La Zarza, que de ser una pequeña empresa, ha crecido exponencialmente y hoy tiene más de 130 sucursales y hemos crecido juntos en estos últimos doce años.

Si no hay dinero para invertir en una investigación de mercados hecha por profesionales, al menos definan las siguientes acciones fundamentales antes

de iniciar un emprendimiento:

  1. Definan su mercado meta o target, a quien le quieren vender (estilo de vida, generación, nivel socioeconómico, entre otros criterios)
  2. En función de ese target definan y desarrollen un concepto que lo satisfaga, no construyan un punto de venta o un producto, los consumidores no quieren solo comer, sino vivir una experiencia, no quieren un auto, quieren vivir el zoom zoom.
  3. Ya que se haya definido el concepto, establezcan la filosofía que lo sostendrá, misión, visión, objetivos y valores, que fundamentaran el emprendimiento.
  4. Ya que este definido ese concepto y su filosofía, construyan una identidad-marca que comunique el concepto a su target y represente su filosofía, por ejemplo, un slogan no debe ser solo una frase “cool”, un slogan debe comunicar la razón de ser de la empresa, no sus atributos funcionales, como la calidad, sino su razón de ser, una síntesis de sus valores.
  5. En función de esta identidad-marca, desarrollen la comunicación, colores, imágenes, uniformes, etc., recuerden que todo comunica; y la utilización de los medios a los cuales tiene acceso nuestro target, impresos, espectaculares, internet, en un principio los medios masivos como la TV, radio y prensa demandan mucha inversión y no resultan tan eficientes.

Estos cinco pasos fundamentales que tiene que realizar cualquier emprendimiento, se definen claramente con una prueba de concepto, estudio basado principalmente en una metodología cualitativa, que permite construir un concepto de negocio bien dirigido.

El pensar que un emprendimiento se puede hacer sin una inversión básica, con presupuestos para equipamiento, gastos administrativos, sueldos y marketing, eso sí es un sueño, pero un sueño guajiro

nos leemos.


Fuentes: (1)    http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2015/especiales/especiales2015_02_38.pdf