Panorama económico en Oaxaca

Recientemente, el INEGI dio a conocer los resultados del ITAEE (Indicador Trimestral de la de Actividad Económica Estatal) un análisis estadístico que evalúa el crecimiento de las entidades de acuerdo con las inversiones captadas, los empleos generados y el impulso de la dinámica económica del estado.

En 2018 y por segundo trimestre consecutivo, Oaxaca registró un crecimiento por encima de la media nacional al reportar 4.8% en el indicador julio, agosto, septiembre, pero, ¿a qué se debe este crecimiento?, ¿cómo se refleja en la economía familiar? y sobretodo, ¿qué retos vienen con este crecimiento sin precedentes en la entidad?.

Seguramente, has escuchado la repetitiva historia de “Los dos Méxicos”, el México del Norte y el México del Sur, las desventajas para este segundo espacio geográfico debido a sus condiciones orográficas, difícil acceso y pobreza, en contraste con un norte desarrollado e industrial.

Lo cierto es que, el sur, es un lugar privilegiado por sus condiciones naturales, ubicación y clima. La fuerza del viento y la intensidad del sol, ha sido imprescindible para atraer en 2018 las inversiones más importantes para América Latina en materia de energías limpias.

La empresa automotriz Mitsubishi, invierte 1,200 millones de dólares en la creación de un parque eólico, que genera cientos de empleos bien remunerados para nuestras y nuestros paisanos istmeños, fortaleciendo la atracción de inversión en nuestra entidad.

Nuevas empresas con compromiso social, han puesto sus ojos en Oaxaca y en el Sur del país, debido al gran potencial con el que cuenta y al ser un punto de enlace entre México, Asia y Europa.

Cabe señalar de acuerdo con el INEGI, el 4.8% de crecimiento económico, se debió al incremento de dos rubros: las nuevas empresas e industrias que han decidido invertir en Oaxaca, así como el generado por sector de la construcción que deriva del recurso destinado a la reconstrucción del Istmo de Tehuantepec, Mixteca, Sierra Norte y Mixe, luego de los devastadores sismos registrados en el año 2017.

Ciertamente, la brecha de la desigualdad en el sur del país, se irá cerrando gradualmente. Sin duda, con estos indicadores es  momento del sur de México, y las nuevas oportunidades de crecimiento se centran en esta importante región que posee grandes riquezas y brindarán oportunidades de desarrollo para nuestra gente. ¿El reto? Continuar con el trabajo sumando esfuerzos entre la sociedad como parte de nuestra economía, los diversos sectores de la iniciativa privada y los diferentes niveles de gobierno para hacer de Oaxaca, la entidad que merecemos.

 

«La economía no puede independizarse de la sociedad pues la consecuencia será la destrucción de la idea misma de sociedad y de bien común. El ideal a ser buscado es una economía de lo suficiente para toda la comunidad de vida». Leonardo Boff

Añadir Comentario