Oaxaca está, para chuparse los dedos.

Gerardo J. Corres Tenorio

12 / Mar / 2019

El Patrimonio Gastronómico Oaxaqueño, eje Transversal para la conservación de la cultura, la promoción turística y el desarrollo económico.

Oaxaca se ha reconocido por todos como la “ESENCIA CULTURAL DE MÉXICO” y últimamente, por comprobar este hecho, ha recibido varios galardones. Por parte de Food and Travel Reader Awards 2018 se ganó, la categoría de “Mejor Destino Gourmet de México”, “Mejor Hotel en Pueblo Mágico o Ciudad Colonial” y fue finalista en “Mejor Destino Turístico 2018”. Además, está clasificado como uno de los mejores destinos turísticos del mundo; en ese mismo año obtuvo el cuarto lugar en turismo mundial, según el New York Times.
La ciudad se coloca entre los lugares predilectos para las y los viajeros nacionales e internacionales, quienes propusieron a la ciudad en las nominaciones de estos premios, con base a sus preferencias, experiencias y memorias de viaje. Esto es el resultado de diversos factores emanados de la coparticipación de sociedad, gobierno y especialistas.
La ciudad histórica (que conmemoró el 30 aniversario de su inscripción en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO) es el marco ideal para reunir a los 5 sentidos (ver, oír, tocar, escuchar y saborear).

“OAXACA, ESTÁ PARA CHUPARSE LOS DEDOS” es el conjunto de acciones que se basan en un hecho relevante: la declaratoria de la UNESCO a la cocina mexicana como patrimonio mundial.
Dentro de la gastronomía mexicana, la oaxaqueña goza de especial reconocimiento por su sabor, sus ingredientes, sus técnicas y diversidad sin comparación. Y se ha convertido de manera espontánea en el eje transversal para el desarrollo de acciones de gobierno con la activa participación ciudadana.
El proyecto desde luego, basa su nombre en la deliciosa comida oaxaqueña, y funciona como una RECETA DE COCINA: los INGREDIENTES por si mismos tienen diferentes cualidades y sabores especiales, pero cuando se entremezclan y de acuerdo a su MODO DE PREPARACIÓN se generan NUEVOS SABORES INCREÍBLES.