Responsabilidad Social y Reinserción Social: a través de la profesionalización de oficios.

Samantha Fernandez Galvan

7 / Ene / 2020

La Responsabilidad Social Empresarial, es un llamado a las organizaciones a ejercer el liderazgo a través de la ética y el compromiso social, brindando oportunidades equitativas de crecimiento laboral y partiendo de la no discriminación como principio fundamental de la organización.

Hablar de la no discriminación nos obliga a mirar a los sectores vulnerables de nuestra sociedad que debido a su situación se ven excluidos y limitadas sus oportunidades laborales, educativas y sociales. Es por ello la importancia de sumar a las organizaciones para contribuir y aperturar espacios laborales a través de los cuales se conviertan estas necesidades en oportunidades para construir un mundo mejor e impulsar el respeto a la dignidad de las personas.

Prevenir la reincidencia delictiva es un tema que como sociedad nos compete a todos. Prevenir que se cometa un delito no solo evita el sufrimiento ocasionado por las pérdidas personales y materiales; sino es una forma positiva de reaccionar direccionando a jóvenes, mujeres y hombres a la capacitación formativa que los conduce al autoempleo.

Hablar de capacitación en oficios implica contribuir a la generación de fuentes de autoempleo que dan oportunidad a nuestra sociedad de acceder a una vida digna, a un trabajo bien remunerado y a despertar la iniciativa de recibir educación formativa. La reinserción de las personas que han cometido algún delito es fundamental para la sociedad, reconociendo la importancia de la formación educativa y laboral, así como el desarrollo de habilidades individuales y sociales.

Apoyar a las personas que salen de centros de rehabilitación nos sirve a todos: menos víctimas, una sociedad más segura y mejores oportunidades de integración social para personas que en lugar de hacer daño se dedican a trabajar y contribuir a la sociedad.