SIMULADORES DE NEGOCIOS: Plataformas digitales para disminuir la brecha entre la academia y el mundo empresarial.

Carlos Gutierrrez Marines

18 / Oct / 2019

La búsqueda constante de métodos innovadores para la enseñanza en el área Económico-Administrativa, conforme a las competencias profesionales con un enfoque globalizado, nos enfoca a la simulación aplicada y replicada de una realidad mediante el estudio de los negocios y su interrelación con distintas áreas y contenido de una organización. La simulación de negocios, ha llegado a ser en los últimos años una potente herramienta para el desarrollo de competencias de los procesos educativos de diversas Instituciones de Educación Superior.

Los participantes, pueden acceder a diferentes plataformas y actuar como gerentes en un ambiente de negocios simulado, pero suficientemente realista reproduciendo las condiciones del mercado y de la competencia, en donde se enfrentarán a situaciones y entornos cambiantes, resolviendo situaciones de distintas áreas de una empresa, tomando decisiones y obteniendo resultados que reflejan las estrategias empleadas e integrándolas a los resultados de otras compañías dentro de una misma industria.

Los estudiantes, podrán desarrollar distintas habilidades mediante la práctica del proceso administrativo, permitiendo poner en práctica los conocimientos adquiridos en la universidad mediante un conjunto de decisiones en el proceso de dirección de una empresa en un ambiente virtual de negocios, participando en estrategias para el mercado global y de la producción mediante una ruta crítica para diferente gama de productos duraderos o no duraderos, de carácter tecnológicos o de servicio. Aplicando una extensa gama de conceptos de diversas disciplinas relacionados con la gestión, por ejemplo: economía, política, finanzas, recursos humanos, contabilidad, compras, producción, logística, investigación y desarrollo e innovación y marketing.

Con el uso de los simuladores de negocios, los estudiantes mejoran su técnica para plantear e implementar estrategias de negocios en el proceso de la dirección de empresas, reconociendo la manera de cómo se ve afectado el desempeño de una compañía por las decisiones que se toman en las distintas áreas que componen la organización de forma integral y sistemática. Entienden la importancia de la relación y planeación sistemática y holística entre departamentos (recursos humanos, finanzas, producción, mercadotecnia, ventas, etc.) y la necesidad de compartir información para una óptima y sana operación del negocio.

Incrementan la capacidad en el proceso de la toma de decisiones, reaccionando ante cambios en el entorno global, en el comportamiento del consumidor y ante las acciones de la competencia. Aprenden conceptos y procesos para el manejo de una organización y desarrollan habilidades ya aprendidas fortaleciendo acciones de liderazgo y trabajo en equipo. Incluso, se recomienda que las empresas incluyan simuladores de negocios en sus programas de capacitación, como una herramienta para el desarrollo profesional de sus ejecutivos, permitiendo a sus empleados la obtención y fortalecimiento de habilidades gerenciales y directivas. Adicionalmente, los simuladores de negocios otorgan seguridad y confianza a través de sucesivas decisiones, facilitando la inmediata transferencia de la experiencia adquirida a la gestión real de la empresa.

Estas acciones desarrolladas mediante el uso de simuladores de negocios permiten a los participantes aplicar sus conocimientos y experiencias, anteriormente adquiridas a juicios globales, entendiendo como las decisiones por áreas se integran y relacionan entre sí, de una manera estratégica, incrementando la utilidad y el valor de las acciones. Mejorando la precisión del manejo de costos y recursos de la empresa en beneficio del negocio, por lo que se considera una adecuada herramienta para la disminución de la brecha entre la formación académica y el desarrollo empresarial.

De esta manera, los simuladores de negocios brindan la oportunidad de probar y reforzar los conocimientos y experiencias adquiridos a lo largo de la vida estudiantil o laboral de los participantes, adquiriendo y desarrollando habilidades de negocios tales como: el análisis de problemas, comprensión, reflexión, liderazgo, toma de decisiones y trabajo en equipo. Fortaleciendo a los usuarios mediante un método de juego de negocios apegado a la realidad, lo que permite que experimenten y asimilen acciones necesarias para el buen manejo y crecimiento de una organización, practicando dichas acciones antes de enfrentarlas en el mundo real de los negocios, pero preparándolos de antemano, aumentando la probabilidad de éxito al enfrentarlo.