Todos quieren brillar, pero pocos quieren pulirse.

Landare Pimentel

18 / Oct / 2019

¿Quién no ha soñado con ser famoso, relevante o importante?.

Es casi el sueño de cualquier persona desde que es niño. Por ejemplo, nunca me ha tocado que alguien viva queriendo ser “nadie”, queriendo pasar desapercibido, o simplemente sin haber sido reconocido por algo, el ser humano sin duda desea sobresalir. En muchos casos los seres humanos son capaces de apreciar la excelencia, pero incapaces de ofrecerla. Somos capaces de disfrutar de un gran restaurante, pero el nuestro tenerlo en condiciones deplorables, construimos emporios académicos donde jamás permitiríamos que nuestros propios hijos estudien en él, nos encanta ir de viaje para disfrutar el lujo y comodidades, pero las toallas en nuestras empresas están percudidas. Y así, podemos seguir con un sinnúmero de casos donde hay de todo, menos congruencia. Queridos emprendedores y empresarios, la excelencia se construye, no es algo que sea fácil de lograr, se tienen que trabajar muchas horas y en equipo para poder obtenerla.

La televisión, la música, los motivadores y hasta los políticos nos han vendido la idea (gracias a la publicidad) de que son modelos a seguir, personas que por arte de magia se volvieron famosos y que entonces cualquiera tendría la oportunidad de serlo, pero ¿te has preguntado cuánto le costó a cada uno de ellos llegar hasta donde están?, no lo creo. Hacer brillar una pieza de oro o un diamante, es la consecuencia de un trabajo duro y minucioso; nadie brilla en su primer pulida, nadie brilla en su forma pura. Si eres empresario y te encanta apreciar la excelencia de otras empresas, te tengo 3 ideas que harán que cambies mañana la forma de operar tu negocio.

1 No es imposible, ellos ya lo lograron.

Sí, hay empresas que han logrado la excelencia y sí, son mexicanas. La excelencia elige a quienes la trabajan y hay empresas como City Express que cada vez me sorprenden más, tienen claro cual es su segmento objetivo y han hecho tanto ruido en el sector del turismo ejecutivo que las otras marcas o cadenas de hoteles han sacado productos similares. Ahora mismo acaban de abrir un City Express Plus en la esquina de mi oficina y todos los detalles fueron cuidados, todo absolutamente está hecho para hacer sentir al huésped muy cómodo y en un ambiente moderno, cuidando temas como inclusión y sustentabilidad. Sin duda es un ejemplo en el país de como una marca busca la excelencia. Si no deseas brillar, nadie vendrá a pulirte Nadie vendrá a pulirte, si estás esperando a que alguien haga lo que te corresponde a ti, entonces nunca llegará la excelencia a tu vida y a tus empresas. Muchos se escudan en que los empleados tienen la culpa, que los socios tienen la culpa, que le gobierno tiene la culpa, mi pregunta querido empresario es ¿por qué otros lo han logrado y tú no?. Puedes tener a los mejores “pulidores” del mundo y si no deseas brillar, créeme, no brillarás.

2 Ve lo que te encanta de otros e intenta replicarlo en lo tuyo.

Así de simple querido empresario, si algo te encantó de tu último viaje, apuntalo, tómale fotos y busca cómo aplicarlo de forma original en tus propios proyectos. La próxima vez que algo te fascine, piensa si no te gustaría que tus clientes tuvieran esa misma experiencia. Nunca te invitaría a plagiar, pero sí a que te inspires en quienes lo hacen mejor que tú.

3 Si no deseas brillar, nadie vendrá a pulirte.

Nadie vendrá a pulirte, si estás esperando a que alguien haga lo que te corresponde a ti, entonces nunca llegará la excelencia a tu vida y a tus empresas. Muchos se escudan en que los empleados tienen la culpa, que los socios tienen la culpa, que le gobierno tiene la culpa, mi pregunta querido empresario es ¿por qué otros lo han logrado y tú no?. Puedes tener a los mejores “pulidores” del mundo y si no deseas brillar, créeme, no brillarás.

LA SALIDA

Llevo más de 10 años inmerso en la consultoría de marketing para mis clientes y lo único que puedo compartirles para despedirme, es que muchos llegan buscando la fórmula mágica, misma que desde un inicio les explico que no existe, por esto me despido con una frase de nuestra metodología para dar consultoría que dice:

“Las marcas extraordinarias requieren compromisos extraordinarios”. ¡Púlete y brilla!, es cuestión de que lo decidas. #bebrainstormer que se pule.