Viviendo Oaxaca, Viviendo el Mezcal.

Maria del Sol Rumayor Siller

18 / Oct / 2019

¿Alguna vez imaginaste el potencial que una bebida puede representar para la economía de un estado o incluso de un país?.

Oaxaca, es el vivo ejemplo de cómo se puede lograr esto y lo vivimos hace unos días gracias a uno de sus grandes motores de desarrollo económico y social: el Mezcal. Esta bebida emblemática y ancestral es una expresión de tradición y cultura transmitida por generaciones de maestros mezcaleros. Por ello, en septiembre se llevó a cabo el evento más importante de la industria mezcalera: Vive Mezcal 2019, el primer Foro Internacional del Mezcal. Más de 10,000 asistentes fueron partícipes y crearon sinergia en este gran evento, desde productores de la industria mezcalera, estudiantes y emprendedores, hasta empresarios, inversionistas, investigadores y catedráticos.

Lo importante de todo esto, es saber cómo una bebida puede llegar a juntar a tantas personas en un solo lugar y la magnitud de los negocios que se pueden generar a partir de ella. En Vive Mezcal 2019, el Hub de Negocios y en Invierte Mezcal, dieron pie a que la industria mezcalera tomara un rumbo diferente, donde se generaron alianzas, comunidad, acuerdos comerciales e inversiones de proyectos con un total de “4.2 millones de pesos” Además, más de 6,000 asistentes acudieron a las 14 conferencias magistrales y los 35 paneles y talleres impartidos con temas de innovación, tecnología, emprendimiento, sustentabilidad, entre otros, relacionados con esta industria.

Vive Mezcal, no solo fue el escalón para conocer un Oaxaca diferente, más allá de su gastronomía y de sus tradiciones, sino que dio pie a dignificar la industria mezcalera conociendo de primera mano el arduo trabajo que existe detrás de la elaboración de cada botella de mezcal. Después de tres días de provechosas horas de trabajo por parte de todos los expositores, inversionistas, empresarios y cada uno de los participantes, se lograron desarrollar miles de relaciones para potenciar la venta, distribución y exportación de esta emblemática bebida.

Hablar de México es hablar de tesoros, es hablar de diversidad, de su inigualable gastronomía, es hablar de culturas vivas, tradiciones, costumbres y de un increíble pasado histórico, es hablar de bailes regionales, artesanos, trajes típicos e infinidad de fiestas. Tenemos la dicha de vivir en un país en donde lo podemos encontrar todo y cada uno de sus estados cuenta con una riqueza impresionante donde solamente se necesita un pequeño empujón para explotarla como se debe.